martes, 14 de diciembre de 2010

Facebook: La Obsesión de Zuckerberg

Por: César Falla Figueroa*



Historia que revela la determinación por hacer real un sueño e innovar.

Siempre pensé que Facebook, había sido hecha especialmente para los introvertidos, al margen de lo que contrariamente muchos puedan pensar. Luego de ver la actuación en “Red Social” de Jesse Eisemberg como Mark Zuckerberg y de escudriñar en la vida de este personaje, solo me queda ratificarme en lo dicho. La “mente brillante” de la red social más usada del mundo es presentado en esta historia, con aroma de realidad, como un desadaptado social encerrado en su mundo. Como comprenderán “la estrella de esta narrativa fílmica” es Zuckerberg, en verdad no podía esperarse menos. Muestra al denominado “genio de las redes” como un obsesivo de su fantástica inspiración; desayuna, come, duerme y sueña Facebook, la red es todo para él. En honor a la verdad esto es parte de su éxito; ya que en la vida diaria vemos a personas con mucho talento que han ocupado sus fuerzas en muchas cosas, pero que en ninguna han logrado el éxito deseado. Les revelo que al ver la película, sorprendido pude advertir cómo un joven poco distante de las relaciones sociales pudo ser capaz de crear una página que de alguna manera ha intentado integrar a miles de comunidades sociales. Entre una de las contradicciones que encuentro en el trabajo de David Finch (Director de Cine) es que en lugar de centrarse en el éxito tremendo que ha tenido la red más famosa del planeta, se enfoca en los problemas que se genera entre sus inventores. “Red Social” nos cuenta el conjunto de vicisitudes de un chico tímido pero “extraordinario”, proveniente de una de las universidades norteamericanas más prestigiosas del mundo como lo es “Harvard”. Las escenas son enfocadas en los conflictos entre “el genio” y sus socios, por motivaciones de poder. No hay duda que el tema que entraña esta oportuna producción, llama la atención de las mayorías. Sobre todo de los jóvenes y eso impulsa a que se siga promoviendo en las juventudes venideras lo que se ha convertido en toda una revolución humana y tecnológica evidente. Lo que podemos avizorar es que esta película, como lo es el tema que lo moviliza; genera polémica probablemente por el cuestionable papel de su artífice. Amigos, merced a la trascendencia que ha tenido Facebook aunado a un contenido cinematográfico inquietante, “Red Social” se convierte en un candidato por antonomasia al Oscar, recibiendo desde ya favorables críticas por parte de muchos votantes de la Academia.

*Licenciado en Ciencias de la Comunicación

lunes, 30 de agosto de 2010

Karate Kid 2010: Un recuerdo de mi gran infancia

Por: César Falla Figueroa*





En la vida cada uno de nosotros tiene un guía que puede ser nuestro propio padre, un hermano mayor, un tío, un maestro o simplemente un amigo; precisamente este es la historia de Karate Kid. Rodaje que cuenta la experiencia de Drey Parker, protagonizado por Jaden Smith (Hijo de la consagrada figura hollywodense, Will Smith), un niño de doce años que por circunstancias del destino junto a su madre tienen que mudarse a Beijing. Es ahí donde el carismático Drey se enamora de una linda niña de su escuela; la dificultad que encuentra la especial parejita son sus diferencias culturales, pero para variar se suma a este problema; la enemistad de un callejero en respuesta a esta relación, generando un acoso incesante. En medio de este inconveniente aparece el Sr. Han, retratado por el célebre Jackie Chan, quien le enseña al pequeño los secretos del Karate (aunque algunos críticos hablan que lo que realmente le enseñaba era Kung – fu), todo con el propósito de dar una mano al infante. Confieso que Karate Kid, me lleva a la época más bella de mi existencia, mi niñez, además del viejo y querido cine del Parque Principal de mi ciudad. Niñez, en la cual la mayoría de mi generación se identificaba con Daniel Larusso y cuyas niñas suspiraban por tan apuesto joven. La crítica ha advertido en el debut en un papel protagónico de Jayden Smith, quien con apenas once años ya se perfila como la superestrella de la pantalla grande y como sucesor de su afamado padre. Pero los que seguimos este hermoso campo de las ciencias; Jayden ya se enrumbaba como una promesa del sétimo arte, desde aquella hermosa cinta “En busca de la Felicidad”. Ahora hablare de Jackie Chan, quien en esta remozada historia nos muestra sus dotes en el drama; nunca antes vistos, ya que siempre hemos admirado en él su extraordinario talento y destreza en la acción y comicidad. La verdad que me sorprendió la escena en que el actor oriental llora inconsolablemente a su esposa e hijo, en el aniversario de la partida al más allá de ambos. Karate Kid, considerada por el Instituto Cinematográfico Americano (CAFI) como una de las más inspiradoras de todos los tiempos, es una producción nacida para ser vista en familia y remontarnos al entrañable recuerdo del joven Ralph Macchio y del mítico Pat Morita en la narrativa fílmica de origen.


*Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

domingo, 30 de mayo de 2010

La Teta Asustada: Uno de los films íconos de nuestro orgullo nacional.

Por: César Falla Figueroa*



La película es ahora motivo de satisfacción para todos los peruanos.


Cinta hispanoperuana, reconocida con el Oso de Oro a mejor película en el Festival de Cine en Berlín y nominada a los Premios Oscar 2009 en la categoría “mejor película extranjera”, certamen organizado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, todo un acontecimiento sin precedentes, puesto que es la primera vez que un film nuestro entra en carrera por los afamados premios. Hecho que representa una reivindicación al pueblo quechua y a su cosmovisión andina, respeto a lo que los rodea. Fausta (Magaly Solier), según sus creencias, sufre de “La teta asustada”, una extraña enfermedad que se trasmite por la leche materna de las mujeres que fueron violadas o maltratadas durante la guerra del terrorismo que azotó nuestro país, en las dos últimas décadas del siglo XX. Al culminar este trágico episodio de nuestra historia, la joven recuerda con amargura la también llamada “enfermedad del miedo” que le ha robado el alma, porque según dicen el susto se escondió en la tierra y los infectados cargan con un terror hereditario que los aisla por completo. El repentino fallecimiento de su madre ejercerá en ella, una suerte de autopresión para encarar sus miedos (pues desea darle sepultura en su pueblo natal, pero no tiene dinero para ello) y al secreto que oculta en su interior, que consiste en haberse introducido una papa en la vagina, como protección para evitar que le pase lo sucedido con su madre, a pesar que el conflicto armado entre los militares y subversivos acabó. Considero que lo que Claudia Llosa (directora de la película) ha querido plasmar, es la evolución de Fausta de un estado de miedo (por todo lo ocurrido) a un estado de libertad, natural en el ser humano; encaminado a la conquista de un mañana. Es esa intencionalidad, entre otras importantes situaciones que se presentan en el relato, que la hace a esta producción nacional, grande, exitosa y aplaudida en todo el mundo. En el Perú, según el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, aún persiste las heridas del pasado y esta historia nos orienta a una necesaria reflexión en tiempos actuales en la que la paz no nos es ajena. La película muestra maravillosos paisajes andinos y expresa sentimientos profundos a través de una narrativa muy contagiante.

*Licenciado en Ciencias de la Comunicación

viernes, 12 de marzo de 2010

Alicia en el país de las maravillas

Por: César Falla Figueroa*



Una historia fascinante que nos impulsa a ir en busca de nuestro propio destino.


Adaptación cinematográfica, resultado de una mixtura fantástica de uno de los cuentos más queridos de todos los tiempos, “Alicia en el país de las maravillas” (1865) y “A través del espejo” (1871) que incorpora de forma estupenda efectos especiales que le imprimen una emoción especial a esta maravillosa obra. El genial Johnny Depp, da vida al sombrerero loco y en tanto la actriz australiana Mia Wasikowska a la bella Alicia. Que a sus 19 años retorna a ese misterioso y gran escenario de ensueño donde se adentró siendo una niña para verse con sus “viejos” amigos: el Conejo Blanco, el Gato de Cheshire, la Oruga azul, el mismo Sombrerero, entre otros personajes de la literatura. Tras asistir a una fiesta en una lujosa mansión, en la que pasó toda su infancia, acontecimiento donde es sorprendida al recibir una propuesta de matrimonio ante un número importante de invitados de la alta sociedad. Alicia se muestra dubitativa y decide ir tras la invitación, de un simpático conejo, muy bien vestido que ingresa a un agujero al lado de un árbol y cae en una especie de hoyo profundo que la llevará al país de las maravillas. Es allí donde Alicia emprende una espectacular aventura, con el fin de encontrar su real destino y derrocar a la malvada y deforme reyna roja (Helena Bonham) y su ejército de soldados escarlatas, logrando su propósito, recuperando el trono a la reyna blanca (Anne Hathaway), hermana y rival de la desalmada monarca. Los habitantes de este asombroso mundo, en su mayoría, inquietas y adorables criaturas tienen la firme esperanza que Alicia los ayuden y asimismo, ellos la ayudarán a recordar su primera visita a este fabuloso territorio. El oráculo dice que Alicia tiene como contrincante a una horrenda bestia, el terrible Jabberwocky, antiguo enemigo de la envalentonada joven, venciéndolo y poniendo punto final al imperio de la reyna roja que es condenada a la indiferencia, hasta el fin de la infratierra.

*Licenciado en Ciencias de la Comunicación

viernes, 26 de febrero de 2010

El Hombre Lobo

Por: César Falla Figueroa*



La esencia de lo tenebroso de un clásico del cine moderno.

A veces solemos preguntarnos ¿porque hay películas que logran un impacto extraordinario? Para ello hay varias razones: el alto nivel tecnológico, escenarios, argumentos, o tal vez y una de las más importantes, la personalidad de los actores; ese es el caso del enigmático film “El Hombre Lobo”. Mito estupendo de la literatura en donde aparece el licántropo más conocido de la pantalla grande; dirigido por el estadounidense Joe Johnston, que tiene como unas de sus estrellas al imponente Benicio del Toro; poseedor de una personalidad arrolladora y que calza perfectamente con el rol de Lawrence, personaje que encarna al actor puertorriqueño. Narrativa fílmica que hizo su aparición en el set de grabación en los años ’40 para aterrorizar a todos los que lo ven. El relato gira en torno a la vida de Lawrence, un hombre norteamericano, que al retornar a Europa específicamente al pequeño pueblo de Blackmoor incitado por la desaparición de su hermano, va al encuentro de sus orígenes, que lo reencuentra con su padre (Anthony Hopkins). A la par de su llegada, el agente de Seguridad de Scotland Yard emprende su investigación respecto a los sucesos que conmocionan a la población. Gwen Conlife (Emily Blundt), la que fuera prometida de su hermano, lo encuentra y le ruega que la ayude a buscar su amor (terminando Lawrence enamorándose de ella). Tras ir a casa de la extraña criatura por la seguidilla de hechos terribles; el protagonista es mordido por el “Hombre Lobo”, motivando una escabrosa maldición que convierte a las víctimas en la terrible fiera de las noches de luna llena. Al sospechar y constatar las autoridades de la Iglesia y la propia población que Lawrence está con la temida maldición es sometido a un torturador “tratamiento” que resulta inútil ante la fiereza de la famosa bestia. Aquí, quiero destacar que se suma al fuerte tenor misterioso de la historia; los escenarios oscuros e inhóspitos que se constituyen en un soporte fundamental para el éxito de la realización. Es preciso subrayar que “El Hombre Lobo” es considerado como uno de los clásicos de la época de oro del cine de horror. Luego de ver la película, coincido con los que dicen que se trata de un verdadero homenaje a los clásicos filmes del terror de Hollywood.

Licenciado en Ciencias de la Comunicación*

martes, 2 de febrero de 2010

HADA POR ACCIDENTE: Una historia dispuesta a rescatar a ese niño que llevamos dentro.

Por: César Falla Figueroa*




El rodaje nos enseña que la fantasía y los sueños, alimente.


Para muchos es sabido, que una de las cosas que enriquece nuestra alma y nuestro espíritu en la etapa de la infancia, son los sueños, me refiero a los sublimes momentos que envuelven de magia y encanto nuestra vida o a aquellas fantasías que llenan de color y belleza nuestro mundo, y enriquece su expresión creativa. Esa es precisamente la motivación que nos trae la cinta “Hada por Accidente”, dirigida por Michael Lembeck. Hoy en un mundo donde prima el estrés, la depresión y la deshumanización del hombre; este rodaje nos propone el desafío de rescatar de nuestra alma a aquel niño alegre, optimista y entusiasta que todos tenemos dentro. El rodaje cuenta la vida de Derek Thompson “El Hada Madrina” (Dwayne Johnson) un otrora famoso jugador de Hockey sobre hielo (uno de los deportes favoritos en Norteamérica), presumido y autosuficiente, cuyo apelativo es Tooth Fai; porque en los partidos siempre termina rompiéndole los dientes al adversario. Un día Derek, producto de su enojo debido a que la popularidad le es esquiva ya que su tiempo como deportista ha culminado y preso de la ira y ansiedad, hiere la ilusión de una niña (hija de su novia) comentándole que las Hadas de los Dientes, no existe. En la fantasía del relato; ese mismo día es conducido a la “Tierra de Hadalandia” a comparecer ante la Hada Madre, quien le otorga una pena de ser un hada por dos semanas por aniquilar fantasías y sueños, considerándolo un problema de actitud, para ello pasa por un riguroso entrenamiento; en este lugar adopta el apelativo de “Matafantasías” o “Matasueños”. El jugador como parte de su castigo, cumple la tarea de cooperar a que los niños del mundo y las personas en general recuperen su creencia en los seres mágicos. A Derek este hecho le transformará la vida, ya que los peligros y las vergüenzas, como parte del costo de las misiones que le son encomendadas lo conducirán a ver su realidad desde una óptica muy especial, siendo más humano, seguro de sí mismo y mostrándose positivo ante el mundo. En esta hermosa producción, encontraremos términos, muy jocosos y particulares como: “El Dientometro”, “El Boton Generador de Energía”, “La Evación de Objetos Voladores”, “Generador de Magia Multiusos”, entre otras simpáticas locuras. Esta estupenda comedia cuenta con la actuación de Ashkey Judd, haciendo el papel de la novia de Derek. La película nos enseña que con la inocencia de los niños no se juega, puesto que su capacidad de imaginación es muy importante y no tenemos derecho a destruir sus ilusiones, y el mensaje para los adultos es que siempre tenemos que darnos la oportunidad de soñar. “Hada por Accidente” es una narración fílmica, familiar y súper infantil, que nos arrancará más de una sonrisa, brindándonos un instante más de alegría.


*Licenciado en Ciencias de la Comunicación

viernes, 25 de diciembre de 2009

BASTARDOS SIN GLORIA: Una historia creada, desde la otra esquina…

César Falla Figueroa *



Esta obra, recrea un episodio triste de la humanidad

Es increíble como los amantes del Sétimo Arte, sigan siendo testigos del genio creativo reinventado de Quentin Tarantino, gran cineasta norteamericano que esta vez nos hace entrega de otro producto de su imaginación, “Bastardos sin Gloria”. Filme que se atreve (y es ahí donde recae parte de su expectativa) a girar el rumbo histórico de la Segunda Guerra Mundial, a partir de cierta dosis de ironía, humor y un fuerte sentimiento de venganza. Esta trama está contada en la Francia de 1944, ocupada por los alemanes en el marco de dicho suceso. Este particular director, nos presenta la historia de la existencia de un pequeño escuadrón cazador de nazis, una especie de pandilla rebelde denominados “Los Bastardos”. Equipo liderado por Aldo “El Apache” Raine (Brad Pitt), que tiene como finalidad matar a todo alemán que lleve el uniforme nazi. Como en todo equipo, hay un integrante fuera de lo común y en el de “Bastardos”, no es la excepción, la agrupación cuenta con el sargento Hugo Stiglitz, conocido por su incontrolable violencia y otros avezados soldados judíos que por sed de venganza, están dispuestos a todo por eliminar a los nazis. Su oponente es el desalmado coronel Hans Landa (Christopher Waltz), cínico y obsesionado oficial, que basando su inteligencia, alto nivel cultural y buen olfato está empeñado en la misión encontrar a judíos franceses que viven ocultados en las zonas rurales en casas de nobles vecinos, teniendo éxito en su labor. En el primer capítulo de la historia se pudo notar una escena excesivamente prolongada pero entendemos que el director lo hace para que la narración logre el clímax psicológico adecuado. Al margen de la influencia que pueden tener los judíos en la industria cinematográfica, personajes como el teniente Aldo, Shosanna y Marcel, personifican el trauma originado por la persecución y la sangre derramada de millones de judíos por el régimen nazi. Se trata de un derroche de emociones, en la que el amor y el odio se entremezclan, convirtiéndose en una cinta, resultado del romance, terror, salvajismo y el hilarante sadismo. Sin duda, un hecho que marca el desarrollo de esta historia ficción es en el momento en el que se estrena la cinta “El orgullo de la Nación”, en donde asiste el alto mando alemán, en donde Hitler (Martin Wuttke) le dice a Josef Goebbels (Silvestre Groth) que su labor cinematográfica presentada es “su mejor cinta”, suscitando la emoción del cineasta. Aquí podría pensarse que Hitler, representa la crítica de cine y Goebbels, al afamado Tarantino; entonces estaríamos hablando de un homenaje así mismo. Tal vez se le recuerde a Bastardos sin Gloria, en el transcurrir del tiempo, por los múltiples sentimientos que produjo destacando su dramatismo y por que no decirlo comicidad, por la forma como liquidaban a los nazis. De otro lado, uno de los aspectos que rescato de la cinta es su adecuada musicalización que tiene en la melancolía su característica principal; como para sellar los trágicos episodios de la guerra.

* Licenciado en Ciencias de la Comunicación